miércoles, enero 07, 2015

Conozco tu olor como si fuera mío. Conozco tu olor, conozco tu manera de besar(me), conozco tus manos sacándome la ropa y tus labios besándome el cuello. Conozco tus ojos chinos y tu manera de reaccionar cuando te gusta una canción. Conozco todos tus movimientos antes de avanzar, conozco tus medias cortas y tus zapatillas arruinadas. Conozco tu ropa y lo que hay abajo, tus brazos y tu espalda bonita. Conozco cada lunar y cada sector. Conozco tus estados, tu forma de pensar, tu inestabilidad y tus ganas de salir corriendo. Conozco tu enojo y tu forma de correrme la cara cuando te quiero besar. Conozco tus gemidos y tu cara cuando te gusta, y consecuentemente te gusto yo también. Conozco todo lo que va a pasar ahora, a partir de hoy, conozco tu indiferencia y tu risa, tu mal humor y tu luz. Te conozco bailando Onda Vaga, Janis Joplin, Salta la Banca o Iron Maiden. Te conozco mojado, seco, abriendo una botella de cerveza con los dientes. Conozco todo lo que pasó hoy. Mi piel te conoce y se rie con vos. Te conozco más que vos mismo, más que a mi misma, y sin embargo, a pesar de que sé que sos pasado y no futuro, cuando me mirás muy fijo y te reis, siento en la punta de los dedos de los pies, un cosquilleo confuso, cierta estela de felicidad queriéndose meter, pero sin entrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario