viernes, enero 09, 2015

llamada 2

Hola pá. Si, ya sé que te sorprende esto, no te llamo hace mucho. Como estás? Que bueno, me pone feliz escucharte así. Perdón que te moleste pero necesito escucharte decir que todo va a mejorar en algún momento. Si, estoy en la mierda pá, me siento tan triste que no sé como voy a salir. No veo nada lindo, nada bueno, nada de nada. Como la canción, "sin vos no soy ni seré...", así estoy. Y lo extraño a la mañana, a la tarde, a la noche, en el patio y en la cocina. Vos que empezaste de cero treinta veces me tenés que decir que de alguna manera voy a poder, porque no puedo más. No me digas esas boludeces que me dicen todos, por favor, para eso le pago al psicólogo. Solo decime que si, que la vida se terminó acá y que me morí, que es verdad, pero que de alguna manera voy a renacer. Por favor, decime lo que quiero escuchar porque me rendí ya. Me rendí, no quiero intentar nada más, no quiero llenar el tiempo con libros, pintura, guitarra y amigas. Estoy llenando vacío, estoy ocupando el tiempo que era suyo en cosas para mí, pero lo hago solo para no verlo más en cada pared, cada rincón, cada canción, cada abrazo improvisado. Si, ya sé, desde afuera no se ve tan grave. Pero te juro que si pudieras meterte en mi cabeza, aunque sea diez segundos, y percibir las cosas con mi cerebro y mi memoria, varías lo cascoteada que estoy, lo gris que parece todo y las ganas que tengo de irme a la mierda y no volver nunca más a pisar un lugar testigo del fuego que viví con él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario